• Alojamientos


Alojamiento

Introducción

A pesar de si lo ha considerado todavía o no, sus posibilidades de aprender el japonés varían considerablemente en función de su alojamiento durante los mismos. La mayoría de los estudiantes que vienen a Japón no pueden permitirse alquileres altos. Acaban comúnmente viviendo en pequeñas viviendas poco apropiadas y lejos de sus centros de estudios, con los consecuentes largos periodos en el congestionado transporte público japonés. Si su alojamiento no es apropiado, está lejos o el contrato del mismo es muy rígido y no se puede cambiar fácilmente sin pagar cuotas extras, va a tener más complicado centrarse en sus estudios.

Los estudiantes en YAMASA disponen de múltiples opciones a su alcance en cuanto a alojamiento se refiere. Además no sólo es un tema de variedad sino de facilidad a la hora de intercambiar entre ellas si la situación lo requiere. Todos nuestros alojamientos están administrados concienzudamente por nuestro propio personal. Para ver las diferentes opciones a su disposición haga el favor de utilizar los enlaces disponibles en el menú situado a la izquierda de su pantalla. Podrá obtener detalles de cada uno de los alojamientos así como acceso a los planos, mapas de las zonas cercanas y fotografías.

Opciones de alojamiento




Mapa


Problema

En cuanto al estudio de un idioma extranjero se trata, si su alojamiento se encuentra lejos de su escuela, es caro o de baja calidad tiene usted todas las de perder. En la mayoría de las ciudades japonesas y especialmente en Tokio, es habitual tener que desplazarse entre 45 y 90 minutos en transporte público para acceder al centro de estudios. Sin embargo eso no es ni práctico ni ideal. Para poder concentrarse sin preocupaciones en sus estudios necesita un ambiente propicio donde poder relajarse y concentrarse cuando lo necesita.

Además, conseguir un buen alojamiento en Japón es un proceso complicado para los estudiantes extranjeros. En la mayor parte de las agencias inmobiliarias se requiere el aval de una persona o compañía japonesa. Muchas de las instituciones japonesas incluyendo diversas universidades dependen completamente de compañías externas para la gestión del alojamiento, ya que muy pocas de ellas han hecho la inversión necesaria para poder ofrecer alojamiento a estudiantes extranjeros. Aun estando dispuestas a actuar como aval para la búsqueda de un apartamento, no pueden asegurar propiedades básicas del mismo como la calidad, la seguridad de la zona, la higiene o el correcto comportamiento del resto de residentes del edificio. Para poder estudiar de manera efectiva se necesita un ambiente adecuado.

El coste es otro de los problemas añadidos. En Japón es una práctica habitual el cobro de un sobrecoste conocido como "Reikin/Shikikin" en el momento de la firma de contrato de alquiler, que suele ser de entre 3 y 6 meses extra. A diferencia de otros países ese dinero no es devuelto una vez se termina el alquiler por lo que un estudiante que vaya a realizar una estancia de 6 meses puede acabar pagando el alquiler de 9 o más. Por ese mismo motivo también resulta muy costoso el cambio de alojamiento al acabar pagando dos veces ese sobrecoste.

Según los datos del Centro de Información sobre la Educación en el Lenguaje Japonés, los estudiantes internacionales afincados en Tokio u Osaka necesitan de media entre 123.500 y 168.000 yenes sólo para el transporte público.

Nuestra solución

En comparación YAMASA es propietaria del alojamiento ofrecido a los estudiantes, asegurando además que se encuentra a una distancia del campus fácilmente accesible a pie, ahorrando todos los costes de transporte público que pudieran ser necesarios en otros alojamientos. En YAMASA disponemos de nuestra propia oficina de alojamiento a tiempo completo con los recursos necesarios para ofrecer el alojamiento adecuado a cada estudiante. Dichos alojamientos incluyen apartamentos de tipo estudio, 2DK y 3DK completamente equipados, así como una residencia propia con 50 dormitorios.

Además todo el alojamiento ofertado por YAMASA se haya en zonas residenciales seguras, silenciosas, con zonas comerciales cerca y a relativa escasa distancia del campus. Nuestros estudiantes no tienen la necesidad de utilizar el transporte público para trasladarse hasta la escuela. Si lo comparamos con el alojamiento que se puede conseguir por el mismo coste en ciudades como Tokio u Osaka nuestro alojamiento ofrece considerablemente más espacio, mejor acceso y mayor privacidad. Todos y cada uno de nuestros estudiantes tienen el acceso asegurado a alguno de nuestros alojamientos.