Residencia de acogida/programa de visita

Una oportunidad única de experimentar la cultura japonesa

Para los estudiantes que buscan mejorar su nivel de japonés rápidamente, especialmente la conversación, la residencia de acogida y/o nuestro programa de visita suponen no sólo una magnífica oportunidad de experimentar la cultura japonesa en primera persona, sino la inestimable oportunidad de establecer lazos de amistad con la familia del hogar donde se hospeda. Varios de los estudiantes que han participado en el programa siguen manteniendo una relación muy cercana con sus familias de acogida.

Periodo de estadía

Residencia de acogida

Ser huésped en una residencia familiar de acogida supone vivir con una familia japonesa durante un periodo relativamente extenso de tiempo. Generalmente, el periodo mínimo requerido suele ser de un mes, pero han habido casos donde el estudiante sólo a residido durante una semana, así como otros donde ha residido durante un año completo.

Una vez iniciado el periodo de estadía se puede prolongar el mismo a petición del estudiante. Sin embargo, dependiendo de los planes de la familia con quien reside el estudiante, puede ser necesario cambiar a otra familia o incluso, en el caso de no haber ninguna disponible, mudarse a uno de los alojamientos de YAMASA. Rogamos su comprensión.

Programa de visita

YAMASA dispone de un programa de visita en el que, a petición del estudiante, puede preparar visitas de corta duración (normalmente una comida o un fin de semana) a familias típicas japonesas para que pueda experimentar la vida cotidiana de un hogar japonés. En caso de estar interesado rogamos se pongan en contacto con el servicio de atención al cliente.

Requisitos

Es necesario completar la inscripción en uno de los cursos de YAMASA (incluyendo el proceso de inscripción, el envío de las fotos y el pago del curso) con un mínimo de 2 meses de antelación al inicio del mismo. Algunas veces también puede ser necesario rellenar cuestionarios adicionales, cosa relativamente frecuente ya que hay familias que piden más información sobre su posible huesped que otras.

También es necesario enviar 2 fotografías suyas personales (no de carnet) que serán utilizadas por YAMASA como ayuda en la búsqueda de su hogar de acogida. Es recomendable enviar fotografías razonablemente diferentes entre sí. El envío de las mismas se puede hacer a través de correo electrónico.

El proceso de búsqueda comienza una vez se ha recibido el importe pertinente. Si realiza la inscripción en uno de los programas de corta duración (3 meses o menos) es necesario el pago del importe al completo. Cabe destacar que el programa de acogida es muy popular y se opera en orden de recepción, por lo cual si existen muchas peticiones anteriores a la suya puede no ser posible encontrar una familia de acogida para usted.

Para gozar de las máximas probabilidades de encontrar un hogar de acogida recomendamos a los estudiantes interesados ponerse en contacto con YAMASA con la mayor antelación posible, especialmente si la estancia va a ser durante los meses de Mayo, Agosto, Octubre o fin de año. Tenga en cuenta que la probabilidad de encontrar un hogar de acogida suele ser mayor en caso de tener un nivel básico de conversa en Japonés o tener un nivel fluido de Ingles que permita una mejor comunicación con la familia.

Nota

Esta política tan restrictiva se debe a que anteriormente han habido varios casos donde el estudiante hizo la petición de un hogar de acogida, sin la realización del pago previo, para acabar cancelándola una vez las familias ya habían realizado todas las preparaciones necesarias. YAMASA lamenta el inconveniente, pero la participación de las familias está tan integrada en el programa que es fundamental mantener una buena relación con las mismas. Rogamos su comprensión.

YAMASA no puede en ningún caso garantizar un hogar de acogida. Cada familia participa de forma voluntaria en el programa y, aunque existe un pago por ese servicio, no hay ningún tipo de obligación contractual que obligue a la familia a aceptar estudiantes extranjeros.

Directrices

Residir como huésped familiar en el extranjero puede ser una experiencia inolvidable. Para poder sacar el mayor provecho de ello hemos recogido el siguiente juego de directrices para asegurar que la experiencia sea lo más fluida posible.
Las dos cosas a las que recomendamos que ponga atención son:

  • Su paradero.
  • Mantener una buena relación con su familia de acogida.

Su paradero

Mantenga siempre a todos informados de

  • Su horario diario:

    Por favor, comunique a su familia de acogida la hora a la que tiene planeado volver antes de salir de casa.

  • Sus planes de fin de semana:

    Con esto en mente, dígale a su familia de acogida sus planes para el fin de semana si planea estar ausente.

  • Su horario nocturno:

    Si está planeando pasar la noche fuera de su residencia de acogida, asegúrese primero de pedir permiso para ello a su familia de acogida. Debe además darles una dirección y un teléfono en el que poder ponerse en contacto con usted en caso de ser necesario.

    Si sigue estas directrices reducirá de manera considerable los problemas que puedan surgir. Todos nosotros nos preocupamos por su seguridad y bienestar. Si no comunica a su familia de acogida que planea llegar tarde o pasar la noche fuera, pueden preocuparse y pensar que le ha pasado algo, está hospitalizado o ha tenido algún otro problema.

Manteniendo una buena relación con tu familia de acogida

1. Sácale el mayor provecho a tu estancia.
Como se ha mencionado anteriormente la estancia como huésped en hogar japonés puede ser una experiencia única. Para sacarle el mayor provecho se recomienda volver a casa antes de la cena para disfrutar de la compañía de su familia. Así podrá experimentar mejor la cultura japonesa (por ejemplo comiendo deliciosa comida japonesa artesanal preparada por su familia de acogida) mientras practica su japonés. Además, así fortalecera su relación con las personas con las que convivirá durante toda su estancia. Una buena estancia en un hogar de acogida puede resultar en amistades duraderas más allá de sus estudios.

2. Sea un buen invitado.
Es importante recordar que es usted un invitado en la casa de otra persona, por lo que va en beneficio de ambas partes que todo el mundo se lleve lo mejor posible. Para ello mantenga los siguientes puntos en mente:

  • Confirme las reglas de su hogar.

    Esto es lo primero que debe hacer. Toda regla propia de su hogar de acogida es más importante que las reglas de YAMASA. Conociendolas de antemano reducirá cuantitativamente los problemas y el estrés que pueda surgir de su experiencia.

  • Deje la habitación como la encontró.

    Aunque se hospeda en un lugar y país diferente al suyo, su hogar de acogida no es un hotel con servicio de lavandería las 24 horas disponible. Por lo tanto, cada día antes de salir de casa asegurese de que su habitación está en la misma condición que cuando usted entró en ella por primera vez.

  • Aprenda el funcionamiento de la lavadora.

    Confirme con su familia el correcto uso de la lavadora. Es mejor aclararlo cuanto antes para evitar posibles "pequeños accidentes". Además, tenga en cuenta que la familia puede necesitar la lavadora durante determinadas horas. Confirme cuando puede hacer uso de la misma para no interferir en la planificación de su familia de acogida.

  • Tenga cuidado con la factura telefónica.

    Si va a hacer llamadas internacionales, realice una de las siquientes acciones:
    a) Compre una tarjeta de teléfono de prepago.
    b) Realice la llamada a cobro revertido.
    c) Póngase en contacto mediante aplicaciones de mensajería online com Skype.
    Por favor, sea consciente de que su familia de acogida no se alegrará si aumenta exponencialmente el coste de su factura telefónica.

  • Tenga cuidad de no dar información personal a terceros.

    No de información personal sobre su familia de acogida (teléfono, dirección, correo electrónico, etc.) a nadie sin su aprovación previa.
    En Japón es común tener que dar información personal para numerosos servicios como seguros de vida, cuentas bancarias, etc. Si esa información cayera en malas manos podría suponer un montón de problemas (personales y financiales) a su familia de acogida.

  • Respete el espacio personal de cada uno.

    Como se está sumergiendo en una cultura totalmente diferente a la suya, por favor tenga en cuenta que en Japón la interrelación entre personas puede ser muy diferente a como está usted acostumbrado.
    Mientras que algunos japoneses acceden a según que peticiones, pueden no estar muy satisfechos de hacerlo. A menudo ese descontento puede ser expresado de forma mucho más inderecta a lo que se considera normal en otro paises.
    Por esa razón, intente no ser una carga para su familia de acogida. Sea respetuoso con sus horarios. Por ejemplo, puede que el padre de su familia de acogida después de un largo día de trabajo acceda a ir a recogerle al terminar una fiesta, pero no necesariamente significa que le guste hacerlo. Trate de ponerse en la piel de los demás antes de pedir favores.

Aunque el contenido listado anteriormente son unas directrices generales a seguir, hay dos reglas básicas que siempre debe tener en cuenta:
1) Usted será el responsable de la comida del mediodía, ya que no le será proveida en su hogar de acogida.
2) Usted se hará cargo de los gastos de transporte público necesarios para llegar hasta YAMASA. Si el coste es mayor a 1000¥ por viaje (hasta y desde YAMASA partiendo de su hogar de acogida) el exceso le será reembolsado por YAMASA.

Siga estas recomendaciones y tanto su estancia en el hogar de acogida como sus estudios en YAMASA conformarán la mejor experiencia posible.